DERECHOS DE AUTOR

IBSN: Internet Blog Serial Number 16-07-1995-66
Mi blog está protegido por IBSN, esto resguarda lo que aquí está publicado y necesitas mi permiso para reproducir algo total o parcialmente. Una falta estará penada por ley.

Gracias ^^


Gracias ^^
Por tomarte tu valioso tiempo en leer mis historias ;)
Le doy gracias a toda la gente que de VERDAD
lee los capítulos, yo creo que no es mucha gente,
mas sin embargo aprecio mucho que lean ♥
Para sugerencias de algún tipo pueden agregarme a su correo:
helen.dcshoes@live.com.mx
;) siempre & cuando sean constructivas n.n
...
Supera día a día todas tus metas & sueños, así es como se
llega a la grandeza (:

Autora del blog
DARKLIGHT ♥

domingo, 14 de febrero de 2010

A. Mente abierta

wall01Por Armand.

Observé como cerraba la puerta Jane, era una chica sumamente inmadura, pero por alguna extraña razón quería detenerla y decirle que volviera, si le ocurría algo de nadie sería la culpa más que la mía.

-¿Vas a dejar ir tan rápido a Jane?-escuché una voz misteriosa en mi mente, ¿Quién podría ser?, sacudí la cabeza, eran mis imaginaciones.

-Armand-escuché una dulce voz femenina en mi interior, ¿Que demonios estaba pasando conmigo?

-Joven Armand, espero que no se quedé con los brazos cruzados ante la ida de alguien muy especial en su corazón-escuché una voz masculina diciendo eso, al voltear no había nadie ¿Importante? Jane no era importante para mí, ¿Corazón? ni siquiera sabía si tenía eso, sonreí, mi mente me estaba haciendo una jugada mu peligrosa llena de confusión, me dirigí a la ventana y observé como Jane caminaba en un sendero solitario, al parecer estaba tan acostumbrada como yo a estar sola, su perro fielmente la seguía, aunque Connor no parecía un perro común y corriente, ni se comportaba como uno, después de todo “todo se parece a su dueño”, puse mi mano en la ventana, pasé demasiado tiempo observando, no podía pensar en nada, me tiré en las almohadas de mi cama, me sentía raro, diferente.

-Está lista la cena-dijo una encargada

-Gracias, no tengo hambre, estaré en la biblioteca-me levanté y caminé hacia la biblioteca, tenía el mejor paisaje, el ventanal, empecé a recordar la manera en como últimamente había tratado a Jane, normalmente era indiferente con la gente, pero con Jane mis emociones se descontrolaban sin poder evitarlo, normalmente cuando estaba de mal humor podía controlar la situación pero con Jane todo se salía de mis manos, quería y trataba de ser amable, como mi padre me lo había pedido, pero no podía, digo ¿Porque debería ser amable con alguien a quién no conozco y solo viene a estorbarme y entrometerse en mi vida? ¿Porque tenía que seguir las ordenes de un hombre que ni siquiera se preocupaba por lo que yo siento o pienso? Jane, una chica que desde mi punto de vista tiene todo, una familia que la busca, un cálido hogar del que ella había salido sin ni siquiera mirar hacia atrás en busca de una solución, simplemente dejando a todos a sus espaldas, al parecer lo único que le preocupaba era un perro, un perro que no la entendía, un perro que no podía ser toda su familia, desde mi punto de vista un perro no podía ocupar el lugar del cálido hogar que había dejado, aunque yo trataba de no juzgarla, no podía, por alguna razón me ponía de mal humor, ver su comportamiento totalmente irracional y egoísta, aunque Jane era una chica muy callada que no buscaba muchos problemas, ya que ella sin saberlo era uno, era un gran problema, que al parecer no tenía una solución, Jane era un gran problema que había entrado a mi fría vida para al parecer cambiar todo, sin embargo no sabía porque la mayoría del tiempo pensaba en ella, en su comportamiento, en sus gestos, en su rostro, en su manera de expresarse, me molestaba demasiado ver que alguien como Jane se juntara con alguien con un cerebro que al parecer no estaba del todo desarrollado como Harry, Harry al parecer tenía un interés “especial” en Jane, Harry un chico que tiene a todas las chicas a sus pies, busca en especial a una, a Jane, aunque no comprendía la razón, pero eso me molestaba en demasía, ya que Jane podía defenderse por si misma y decir con libertad lo que pensaba sin que alguien tratara de controlarla.

-Armand-escuché la voz de Mark

-¿Que pasa?-al parecer no me había dado cuenta de la presencia de Mark, a causa de que siempre desde pequeño mi estancia en la biblioteca era por las tardes con las luces apagadas.

-Jane, ella me preocupa-dijo con un tono de voz que nunca había escuchado en Mark.

-La verdad es que a mi no-dije fríamente aunque sentí un cosquilleo en mi garganta, como cuando alguien miente o es culpable de algún suceso.

-Pero creo que has sido muy duro con Jane, creo que no sabes aún nada de ella, ni de su pasado-el naturalmente estaba recargado en la pared y tenía las manos en los bolsillos

-La verdad es que no me interesa saber nada de una chica inmadura e irracional-seguí observando el ventanal

-No la conoces al parecer para nada, yo por mala o buena suerte, la conozco desde hace tiempo, aunque nunca tuvimos la intención de ser buenos amigos, pero es una chica muy fuerte, que al parecer mucha gente no comprende-al parecer el “mucha gente” iba dirigido hacia mi

-Pero no necesito ni siento la necesidad de conocer a Jane-dije irritado

-No, esto simplemente no es conocerla, Armand, no subestimes a Jane, la verdad no entiendo porque pero me preocupo demasiado por ella, me irrita Harry, parece un poco mas interesado que nadie en Jane ¿no crees?-sonreí

-¿Estas enamorado de Jane?-me sentí un poco tonto, no esperaba la dura confesión de Mark

-Pero contéstame tu esto antes ¿Te gusta Jane?-lo miré con el ceño fruncido

-Esa pregunta no merece respuesta-sentía que mi estómago daba muchas vueltas

-Tampoco la tuya entonces-naturalmente Mark sonreía torcidamente, ahora sin pensarlo el había nacido torcido.

-Vale, si no me querías decir lo de Jane, entonces voy a tomar mis propias respuestas, y mi respuesta es que estas demasiado no enamorado, sino obsesionado con Jane, te preocupas por algo o alguien que no vale la pena en absoluto-dije fríamente

-Pero me parece que lo que a ti te molesta Armand, es que alguien que no sea tu se la pase pensando y preocupándose en Jane-lo miré sin comprender

-Nunca me he preocupado por Jane-

-Al parecer no eres un buen mentiroso cuando hablamos de Jane-Mark me sonrío, no sabía desde cuando Mark se había vuelto en alguien agradable

-Pero es que-no me di cuenta de mis palabras-No no se mentir, la verdad es que no me interesa Jane

Mark soltó una carcajada

-Si no te importara tanto como dices, ni siquiera estaríamos discutiendo esto-

-Nunca lo tomé como una discusión, lamentablemente, sólo quería tener la oportunidad de burlarme detenidamente de tus sentimientos por una “cosa” que no tiene mucha relevancia-reí

-Me parece Armand, que siempre has sido una persona muy indiferente, pero esta vez me pareciste un idiota que sólo dice estupideces a causa de sus celos, vamos, no puedes controlarte y por eso ni siquiera te detienes a pensar en lo que dices.

-Lo siento Mark, pero para tu mala suerte no compartimos los mismos sentimientos-

-No, a lo que hay dentro de ti no se le pueden llamar “sentimientos”, no me compares con algo tan vacío como tú-sentí un inmenso dolor

-Si, la verdad es que son vacíos mis pensamientos, son vacías mis expresiones, mi cuerpo esta vacío de sentimientos y emociones, pero si tuviera una pizca de emociones o sentimientos no dudaría en decírselos a la persona indicada, no creo ser tan cobarde como muchas personas lo son-la verdad es que sentía un poco de envidia de Mark

-En mi caso ni siquiera hay necesidad de decirlo, ella lo sabe, siempre lo ha sabido-¿De que demonios me había perdido? Lo miré sin entender nada-Al parecer te has quedado callado pero ¿porque será? No quiero ni imaginármelo, Armand, no sabes de lo mucho que te has perdido mientras estabas enterrado en tu vacío-

-¿De que me he perdido?-pregunté entre dientes

-De nada que a ti te interese en realidad-

-No se que pensar-dije observando el vacío

-No tienes que-al parecer Mark no era tan idiota como pensaba-preocuparte de nada, no tienes que pensar, no eres nada.

-Mark, por alguna razón ¿Te has enojado de mis vanas preocupaciones por “tu cosa”?-levanté las comisuras de mis labios

-¿Sabes? es mejor llamarle “cosa” a llamarle “nada”-el me devolvió la sonrisa

-Algunos tienen sus “pequeñas” preferencias, como tu tienes las tuyas, yo tengo las mías-ya me había molestado hasta cierto punto Mark, pero era fácil controlar la emoción

-Si, sin embargo hay alguien que ni siquiera tiene esas “pequeñas” preferencias-

-Mark, la verdad es que no quiero pelear contigo y menos por Jane-dije mientras salía de la habitación, me recargué en la pared, vaya complicaciones.

Enseguida vi a Mark salir, lo miré indiferentemente.

-¿Perdiste la paciencia?-preguntó sonriente

-No se-dije lentamente

-Bueno, cambiando de tema, ¿Que haremos con Harry?-lo miré con el ceño fruncido ¿Que había pasado con ese “cambiando de tema”?

-No se, la verdad es que Harry es una persona inteligente, aunque a veces no lo toman muy enserio-

-Armand, ¿Quieres dar una vuelta?-lo miré sin entender

-¿A donde exactamente?-Mark sonrió

-Sígueme-

Me daba la impresión de que Mark no sólo iba allí para hablar, no quería salir a caminar, mientras iba caminando, escuchaba como tronaban las hojas secas mientras daba un paso más, me quedé con Mark detrás de un árbol, escuché una voz.

-¿Connor? ¿Porque será que nadie nos acepta en ningún lado? Ni siquiera la mujer que me dio esta miserable vida, siempre arrepintiéndose de mi existencia, al parecer solo doy problemas, quisiera a veces ser invisible, quisiera desaparecer, quisiera que en este mundo solo estuviéramos tu y yo-vi como Jane empezaba a llorar, sentí algo muy raro en el pecho-si tan sólo pudiera ser más fuerte e irme de esta maldita casa, un lugar donde no fuera un problema, al parecer tratando de evitar la indiferencia de mi padre y tratando de olvidar el maltrato de mi madre, llegué a esta casa, no pensé que llegará a encontrar a alguien tan indiferente como Armand-hizo una pausa y se soltó a llorar mientras hablaba-Lo peor es que es el vivo retrato de los malos tratos de mi madre, y aunque quisiera olvidar el pasado y seguir con el presente, pero con una actitud como la de el hacia mí, dudó que pueda llegar a olvidar que soy un gran problema, que soy una existencia errónea, Mark, a el lo entiendo, perdió desde muy pequeño a sus padres, es una persona que admiro y que quisiera ser como el, pero no puedo, ¿Porque Connor?-observé como su perro la trataba de consolar, por un momento desee ser ese perro, que tal vez si tenía una utilidad, por lo menos más que yo-Connor, eres lo único que tengo, lo sabes ¿verdad? sabes que siempre has sido la única persona-miré a Jane, Connor era un perro normal a los ojos de los demás, sin embargo a sus ojos de Jane, el era una persona, era su familia-que ha estado conmigo en los más duros momentos, la única persona que de verdad no le importa que para los demás sea un problema,

Suspiré y observé que Mark ya no estaba juntó a mí, había salido para encontrarse con Jane, y como sabía que yo era lo suficiente idiota como para quedarme parado y ver, él enseguida se acercó a ella y la rodeó con sus brazos.

-Jane, no seas tan idiota, estaba preocupado, disculpa a Armand, él en realidad no piensa eso, y para mí, para mí no eres un problema, nunca lo serás, no me faltes nunca-tomó su rostro entre sus manos y se inclinó, observé como las lágrimas de Jane corrían por su rostro, tenía que tomar una decisión, y tenía que ser ahora, Mark se inclinó lentamente, no parecía estar jugando, sólo yo lo había hecho, no pensaba rendirme tan fácilmente, pero ¿Rendirme a que? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLOOD SECRET-INSOMNIA
Insomnia.


Delgadas son las faldas que la noche dejó atrás,
Antes de que el día quiebre el cielo con su crepitar.
Delgados son los jirones del sueño,
Oscilando en el espíritu cansado del viento;Pero en medio de aquel reposo inquieto
Que desgarra la trama del olvido y el recuerdo,
Mi alma se estira hacia la tuya,
Cada vez más cerca.

Nuestras vidas nunca se unen;
Nuestros pensamientos nunca se distancian,
Aquello que aferra tu corazón al mío,
Parece disolverse en un brillo sombrío.
Esta noche, el Amor ejerce un control total,
Y con deseo y con pesar,
Mi alma se arrastra hacia la tuya,
Cada vez más cerca.

¿Existe un hogar, dónde la pesada Tierra
Se derrita en el aire brillante,
Y dónde el mal no se respire;
Dónde el agua barra el eco de la sed,
Y el fuego sea el reflejo de nuestra fe?
Si la voluntad yace atada al objetivo,
Tal vez allí pueda su esperanza engendrar.
Mi alma, en esta hora desolada,
Se agita hacia la tuya,
Cerca, siempre un poco más.


Dante Gabriel Rossetti.